unnamed

Aprende a tratar el dolor de ciática con un masaje shiatsu (Parte 1)

Hoy hablaremos del Shiatsu y su relación con el tratamiento del dolor de ciática.

Anteriormente hemos hablado de otros masajes que incluyen estiramientos y técnicas de reflexología. Hoy nos enfocaremos en otra posible solución a este padecimiento basada exclusivamente en el masaje Shiatsu

¿Cómo tratar el dolor de ciática con un masaje Shiatsu?

Aunque mucha gente no lo sepa, el Shiatsu es una de las técnicas más eficaces para liberar todos los dolores que te provoca la ciática.

Aunque el Shiatsu abarca todo el cuerpo, para fines de este artículo nos enfocaremos solamente en las maniobras relacionadas con la ciática.

A continuación, te explicaremos paso a paso el masaje para que puedas hacerlo, poquito a poco en casa, eso sí, no sirve para hacérselo uno mismo.

Empezando el masaje

Para comenzar nos tenemos que colocar boca abajo, porque la zona más afectada (como ya hemos hablado en otros artículos) va a ser la zona de las lumbares, que es donde se hace la presión y el nervio se pinza.

Pues bien, aflojaremos esta zona con presiones de dos tipos: con ritmo y mantenidas. Todo esto, ajustando la fuerza que ejerzamos a la sensibilidad de la persona a la que le estemos dando el masaje.

Después vamos a liberar toda la zona de la cadera y el sacro utilizando los pulgares, siempre va a haber un lado más afectado de la lumbar y en ese lado es donde vamos a insistir un poquito más

Continuamos con el masaje de glúteo

Después de esta primera etapa, pasaremos al masaje de glúteo, para hacerlo usaremos el puño y el antebrazo. Además de aliviar el dolor de ciática, esta maniobra es súper agradable.

Iniciamos entonces en la parte posterior del muslo, aquí levantaremos la rodilla y hacemos presiones por toda la zona media. Al finalizar, pasamos a la parte externa y repetimos el proceso

Mientras tanto haremos unos estiramientos del muslo. Para esto, llevaremos la pierna hacia la cadera contraria y la mantendremos un ratito ahí. Después repetiremos, pero esta vez, moveremos la pierna hacia la cadera.

De esta manera vamos a estirar un poquito toda la zona de cadera con glúteo y sacro para aflojar e ir soltando la musculatura que se encuentra ahí.

Nos detendremos un poquito en el hueco poplíteo, ya sabéis que descarga mucho la rodilla, la pierna y la ciática. Esta zona la vamos a bombear con la palma de la mano suavemente, sin hacer daño y de manera progresiva.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Traducir »
error: Contenido exclusivo de masajistaspremium.com